La Fundación Prenauta recibe el Premio Andalucía de Turismo 2018

La Fundación Prenauta recibe el Premio Andalucía de Turismo 2018

El proyecto pionero Los Niños Se Comen El Futuro lleva a la fundación onubense a recoger este galardón en la categoría de Formación e Investigación Turística.

La Fundación Prenauta ha recibido  el premio Andalucía de Turismo 2018 por su proyecto pionero, Los Niños se Comen el Futuro, que promueve la Cultura Gastronómica como estrategia para el desarrollo y consolidación del turismo y la educación en España y en Andalucía.

La fundación onubense recogía la distinción el pasado viernes, 28 de septiembre, en los Jardines del Alcázar de Córdoba, en el marco del Día Mundial del Turismo.

La décimo cuarta edición de estos premios ha estado presidida por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien ha asegurado que “Andalucía tira del carro en el sector turístico español”.

Los premios, concedidos por la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía,  destacan la labor de personas o entidades en favor del sector turístico andaluz y constan de ocho modalidades, como son ‘Institución pública o privada’; ‘Empresa o empresario’; ‘Trabajador’; ‘Excelencia en la Gestión’; ‘Comunicación’; ‘Formación e Investigación Turística’; ‘Embajador de Andalucía’ y Buenas prácticas en el empleo’.

En concreto, el proyecto de la Fundación Prenauta, Los Niños Se Comen El Futuro ha sido distinguido en la categoría de Formación e Investigación Turística.  El presidente de la fundación, el chef onubense Xanty Elías, recibía el premio de manos del presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán.  “Estamos hoy aquí gracias a una receta que soñé en su momento, que hablaba de crear la generación de niños mejor formados, con una auténtica cultura gastronómica”, aseguraba el promotor del proyecto.

Este programa pionero de educación del que disfrutarán, en su primera fase, más de 2.000 escolares onubenses de 2º de Primaria durante el curso 2018/2019, tendrá una duración de ocho sesiones (de al menos una hora al mes) en cada uno de los centros adheridos.

El proyecto se desarrollará a través de la Asignatura Cultura Gastronómica por el método  ‘Aprendizaje Basado en Proyectos (APB)’, como una estrategia didáctica a través de la investigación, manipulación y experimentación directa con productos andaluces, acompañado de experiencias y actividades en torno a los ingredientes empleados en la elaboración de platos, que activará su desarrollo integral interiorizando conocimientos, procedimientos, habilidades, actitudes y valores de una manera estimulante, amena y, sobre todo, cooperativa.

Será el Gazpacho, seña de identidad de la cultura gastronómica andaluza, el protagonista en esta primera etapa del proyecto en las escuelas de la provincia de Huelva. Los escolares aprenderán y disfrutarán con esta saludable receta como punto de partida.

Y es que defender los productos de la tierra y las recetas tradicionales, educar en los hábitos saludables del consumidor y defender una alimentación sana son pilares esenciales para la fundación onubense, que pone en marcha este proyecto tras las alarmantes cifras de obesidad infantil en España.

Hoy en día un tercio de los niños españoles padece sobrepeso debido, sobre todo, a una deficiente alimentación. Con esta iniciativa se abre un nuevo futuro de esperanza para los más pequeños, mostrándoles el valor de los productos de siempre y recuperando hábitos domésticos como la convivencia en la mesa.

Así, serán los propios profesores, además de reconocidos chefs, quienes trabajen con los pequeños en las escuelas dándoles a conocer sabores, texturas, olores, matices e historia de los alimentos tradicionales, propios de la gastronomía española.

“Queremos que la Cultura Gastronómica sea considerada una asignatura importante, con el mismo valor que tiene Historia”, asegura el chef onubense Xanty Elías, promotor del proyecto y presidente de la Fundación Prenauta.

Cultura Gastronómica, explica la Estrella Michelín onubense, está concebida como asignatura vehicular de una formación integral de los escolares. “Detrás de una receta como la del gazpacho hay una aplicación real de las matemáticas, de la historia, de la biología, de la naturaleza, de la nutrición…”. Ni es magia ni es invención. “Los niños aprenden a manejar proporciones con los ingredientes, a conocer datos como que el tomate lo trajo Colón a Europa desde América, a analizar la composición del aceite de oliva, cómo se cultiva un pimiento o cómo de importantes son los alimentos en su disposición en la pirámide nutricional”, asegura el gerente de Acanthum.

Al mismo tiempo, el programa es una vía para mostrar a los escolares las opciones profesionales que ofrece la cocina y enseñarles habilidades como la estimulación del gusto, la interacción con las materias primas, el correcto uso de herramientas o la importancia de mantener siempre una actitud positiva y motivadora ante la vida.

Con una visión de gran impacto a nivel nacional, el proyecto pretende llegar, en 2022, a 4.800.000 niños españoles de infantil y primaria.

Los Niños Se Comen El Futuro es, sin duda, una apuesta firme de la Fundación Prenauta para crear la generación mejor formada en salud, cultura y gastronomía del mundo.